Franulich, el apellido del gol

Lisandro Battaini

El actual y letal delantero de Studebaker, tuvo la amabilidad y la predisposición para responder algunas preguntas a La de Gajos. Jonatan comenzó su carrera futbolística en 2005, vistiendo los colores de Sarmiento donde salió campeón, título que significó el bicampeonato del equipo.

Al año siguiente, tuvo un paso por AFA. Jugó en la 5ta división del Club Atlético Lanús y allí estuvo una temporada. Ya en 2007 volvió a defender la camiseta del Maestro obteniendo el ascenso a Primera División de la Liga Venadense en 2011. En la institución de Maggiolo estuvo hasta mediados de 2012 y convirtió 71 goles.

En Junio de ese mismo año, pasó a jugar en Jorge Newbery de Venado Tuerto, donde disputó el Torneo Argentino B hasta el 2014, temporada en la que el Aviador descendió al Torneo Argentino C. Debido a que su pase era de Sarmiento, que también jugaba en la Liga Venadense, comenzó a jugar recién en el 2013 en la competencia local. Con la casaca Tricolor anotó un total de 89 tantos. El goleador, quedó como máximo artillero de la Liga en dos oportunidades de forma consecutiva. En 2014 con 23 conquistas y en 2015 con 24 gritos.

¿A qué edad comenzaste a jugar al fútbol y cuál fue la motivación?

«Comencé a jugar a los seis, siete años, en las infantiles de Sarmiento, equipo de mi pueblo. La motivación vino por mis abuelos y mi padre, todos amantes del fútbol.»

¿Cuál es o cuáles son los objetivos para esta temporada como grupo?

«Esto recién comienza y como grupo tenemos los objetivos cortos, ir partido por partido. También sabemos que estamos en un club que tiene que pelear bien arriba

¿Cuál fue el mejor entrenador que has tenido?

«Tengo varios entrenadores que me enseñaron marcaron muchos momentos en mi mundo futbolístico. Roberto Moris, lo tuve cuando salí campeón en 4ta en 2005 y en el ascenso de 2011. Son etapas que marcan muchos momentos importantes en mi carrera. Marcelo Sevilla, fue quien me hizo debutar en 2005 en un plantel bi campeón y totalmente lleno de jugadores de experiencia. También fue quien me llamó a mitad de 2012 para ir a Jorge Newbery. Adrián Tafarel junto a Gerardo Celoria fueron los entrenadores que me prepararon para irme a Lanús, que luego los tuve como DT en Newbery. Ariel Medri forma gran parte de mi aprendizaje en Primera División. También estoy agradecido a Pablo Lecher y Damián García por la enseñanza que me dejaron. Y hoy puedo decir que estoy a cargo de uno de los mejores DT de la Liga, Gerardo Manccini

¿Soles dedicarle los goles a alguien en especial?

«Sí. A mis abuelos, que los tengo presente en un tatuaje y a mi familia, que siempre están presente en cada partido.»

¿Qué fue lo mejor que te dejó cada club por el que pasaste?

«Sin dudas, lo mejor que te deja cada club es la amistad. Tengo muchos amigos en el mundo del fútbol, llegas a estar más tiempo con ellos que con tu familia. Por eso es tan lindo este deporte y lo más importante es que es sano.»

¿Cuál fue el gol más importante que te tocó convertir?

«Gracias a Dios tengo varios. En Sarmiento, el gol del ascenso en 2011 y mi último partido en 2012, que tuve la suerte de festejarlo con un amigo. En Jorge Newbery, gol de la permanencia en el Argentino B 2013. Otro de larga distancia contra Coronel Moldes en el Argentino B 2014, en el mismo año en cuartos de final contra General Belgrano, en la semifinal de 2015 contra Studebaker y en 2016 contra ADIUR de tiro libre en el Argentino C. En Studebaker, el más importante fue de penal en el clásico contra Sportsman de este año cuando se jugaban 93 minutos.»

¿Quién es tu ídolo o referente en el mundo del fútbol y por qué?

«Mi ídolo es Messi, no deja de sorprenderme. Creo que deja un gran ejemplo en el fútbol, sobre todo para los más chicos que recién comienzan. “Nunca hay que rendirse”, “Siempre hay que volver a levantarse”.»

Desde este espacio, agradecemos la gentileza y la buena onda mostrada por parte de Jonatan y le deseamos éxitos en esta temporada, tanto en el equipo como en lo personal para que continúe rompiendo redes.

Source: A ver si anda

Un comentario sobre “Franulich, el apellido del gol

Deja un comentario